Arxiu de la categoria: Matar al Chino

Efectivament, no calia

Tot i que fos certa, la necessitat d’esventrar la zona, no calia, sota cap circumstància l’escala de destrucció que es va aplicar, especialment al Raval Continua llegint

Imatge | Posted on by | Deixa un comentari

De expiaciones y especulaciones. El estilete de la cultura contra el Raval.

Da que pensar el hecho de que todos estos centros culturales acabaron ocupando exactamente los mismos lugares e incluso edificios que, desde al menos el siglo xvi, constituyeron la malla de centros religiosos, asistenciales, penitenciarios o de control de la pobreza y la marginación. Alguien se podrá preguntar hasta qué punto las funciones de control simbólico y cultural de la población urbana que, en su momento, tuvieron centros como la Casa de la Misericòrdia o la de Les Penedides, no cumplen hoy una función parecida: redimir el lugar, expulsar a los demonios, someter al mal. Dos años después de la inauguración de la nueva sede de la Filmoteca Nacional, se ha completado esta sustitución simbólica –pero efectiva– situando «la guinda del pastel» cultural de la remodelación urbanística del Raval erigiéndola donde se encarceló, torturó y mató a féminas poco o nada arrepentidas: la Casa Galera o antigua penitenciaría de mujeres. Continua llegint

Publicat dins de Matar al Chino, Uncategorized | 1 comentari

“El barrio arquetipo de Barcelona” Frederica Montseny glossa el Barri Xino, 1935

Mundo curioso, abigarrado, con contrastes violentos y meiclas singulares de bondad y de vicio, de degeneración y de excelsitudes. Por sus callejas murieron muchos de los nuestros, en los años malditos de la reptesión de Anido y de Arlegui. Y en las horas gloriosas de las luchas en la calle , en 1902, en 1909, en 1917, era allí también donde se levantaban barricadas; donde los heridos eran cuidados por las prostitutas y los fugitivos del comabate social encontraban amparo en el fondo de las alcobas de los burdeles Continua llegint

Publicat dins de Matar al Chino, Uncategorized | 2 comentaris

Recuerdos del futuro: Imaginarios del Raval.

Los historiadores aspiran a comprender el presente relatando e interpretado el pasado. Parafraseando este tópico del oficio de historiador podríamos decir que, los sociólogos, en cambio, nos interesamos por el futuro para conocer nuestro presente. Los sociólogos podemos dejar constancia y recordar qué futuro se imaginaba, qué futuro imaginamos juntos. Podríamos decir que, los sociólogos tenemos el deber de recoger los futuros que se imaginaron, los futuros que partiendo de una lectura de benjaminiana de la historia, siguiendo las enseñanzas de la tradición de los oprimidos en el que la regla es el «estado de excepción» en el que vivimos, una excepción que nos expropia la capacidad de habitar el mundo y de soñar un futuro. Continua llegint

Publicat dins de Matar al Chino, Uncategorized | Deixa un comentari