La pueril y enternecedora fe en la identidad

El Obispo Cañizares pidió a los refugiados perdón y un bocata de panceta. Seguidamente cerró a cal y canto la rectoria, se confesó y se dió una duchita purificadora

El Obispo Cañizares pidió a los refugiados perdón y un bocata de panceta. Seguidamente cerró a cal y canto la rectoría, se confesó y se dio una duchita purificadora

Cuando el buen hombre se preguntaba en público si en “la invasión de emigrantes y de refugiados es todo trigo limpio” a uno le daba asco pero también pena. Pensar que un hombre de su volumen teme tanto la llegada de otras gentes a su próspera, limpia, pura y cristiana España, no puede provocar en uno, más que compasión y misericordia por todos aquellos que tienen fe en la identidad.

Es bastante más grave la cosa pero es interesante recordar cuánta culpa tiene cierta sociología o antropología o claro, psicología, en fundar una y otra vez el mito de la identidad como categoría natural que organiza a los seres humanos y los dota de sentido. La fantasmagoria de la esencia, del Yo y de la identidad. Para él y para ciertos estudiosos identitarios, las hermosas palabras del mestre Lévi- Strauss.

Se sabe que, especialmente en Indonesia, hay sociedades que creen en una infinita cantidad de «almas» que se alojan en cada miembro, en cada órgano, en cada articulación del cuerpo individual; el problema, pues, consiste en evitar que estas almas se escapen, en vencer su tendencia constante a la dispersión. En efecto, únicamente a condición de que permanezcan unidas, conservará el individuo su integridad. Cabe preguntarnos si, desde un punto de vista filosófico, esta concepción de una identidad, que de buen grado llamaríamos estadística, no ofrece una lejana similitud con la que, inspirada en la biología moderna, concibe la identidad como resultado, al fin de cuentas, del comportamiento de miles de millones de neuronas, de tal modo que jamás resulta posible prever si tal o cual de ellas reaccionará o no a un determinado estímulo.(p.9)

Bajo el supuesto de que la identidad también encierra sus relaciones de incertidumbre, la fe que seguimos depositando en ella podría no ser más que el reflejo de un estado de civilización cuya duración se limitaría a algunos siglos. Pero entonces, la famosa crisis de la identidad cuyo parche se nos bate- en el oído, adquiriría un significado completamente distinto. En efecto, aparecería como un índice enternecedor y pueril de qué nuestras diminutas personas se acercan al momento en que cada una ha de renunciar a considerarse esencial, para aprehenderse como una función inestable y no como realidad sustancial, como lugar y momento, igualmente efímeros, de concursos, intercambios y conflictos en los que únicamente participan, y en una medida cada vez infinitesimal, las fuerzas de la naturaleza y de la historia absolutamente indiferentes a nuestro autismo. (pp9-10) Claude Lévi- Strauss

Esto es el prólogo, en las conclusiones, Jean Marie Benoist afirma

“La identidad es una especie de fondo virtual al cual nos es indispensable referirnos para explicar cierto número de cosas pero sin que jamás tenga una existencia real […] Y la solución de la antinomia de la cual he partido y por la cual se acusa a la etnología —diciéndole: «Queréis estudiar sociedades enteramente diferentes pero, para estudiarlas, las reducís a la identidad»— sólo existe en el esfuerzo de las ciencias humanas por superar esa noción de identidad y ver que su existencia es puramente teórica: es la existencia de un límite al cual no corresponde en realidad ninguna experiencia.” (p.369)

Levi-Strauss, C., & Benoist, J.-M. (1977). “Prólogo. Facetas de la identidad”. In C. Levi-Strauss (Ed.), La Identidad. Seminario interdisciplinario dirigido por Claude Levi-Strauss (pp. 7–21). Barcelona: Ediciones Petrel.

Aquesta entrada ha esta publicada en Metodologia. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s