Revalorización urbanística, prostitución callejera y corrupción administrativa. Primera aproximación etnográfica a la calle d’en Robador de Barcelona

El ingeniero Joaquín Quílez, conducido al juzgado por dos mossos, el 31 de marzo del 2009. archivo / ricard cugat

Los casos más famosos son los que se han producido alrededor de los macro burdeles Saratoga y Riviera del vecino municipio de Castelldefels donde están implicados, entre otros el jefe de la “Unidad contra las Redes de Inmigración y Falsedades Documental” (UCRIF) de la Policía Nacional, Abundio Navas.

A los directores de los prostíbulos se les acusaba de cohecho, proxenetismo, contra los derechos de los trabajadores e inmigración ilegal. De hecho, en marzo de 2009 la jueza descubrió las irregularidades municipales mientras investigaba una trama de corrupción policial vinculada a la adjudicación de licencias fraudulentas en burdeles o la negativa a ser inspeccionados por la
administración. En el caso de los búrdeles estaban implicados los técnicos del Ayuntamiento de Barcelona: el ingeniero municipal Joaquín Quilez acusado de cobro de sobornos a comerciantes de Ciutat Vella- y el del jefe de licencias del distrito de Ciutat Vella Heliodoro Lozano .

Se concluye entonces que la expulsión de estas actividades comerciales
informales (la compra venta callejera de servicios sexuales) no se explica solamente por una especie de fundamentalismo higienista o cívico de los legisladores municipales. Este acoso y expulsión de usuarios y trabajadoras también se entiende des del punto de vista de su explotación dirigida a la producción plusvalías para terceros en los opacos burdeles o para que se introduzcan en un mercado laboral institucional altamente precarizado (p.218).

Este artículo ensaya una necesaria antropología de la corrupción. Los que investigamos en lugares donde se convoca de una manera u otra la corrupción política o administrativa, no podemos mirar a otro lado cuando ésta afecta directamente nuestro objeto de estudio.
En este caso se descubre una correlación entre el asedio a la trabajadoras sexuales de la calle d’en Robador y los intereses personales de técnicos municipales implicados en tramas corruptas. Siguiendo el análisis de Loïc Wacquant lo que aquí se muestra es que, mientras se persigue la prostitución de calle, se amplían y se vuelven más opacos los macroburdeles de la ciudad. En el caso de estudio de esta etnografía, resultó que podían ser los mismos técnicos municipales que se lucraban extorsionando a pequeños empresarios de la zona, los que azuzaban la criminalización de las trabajadoras sexuales de la calle y los que mantenían sus oscuros negocios en los macroburdeles -ahora clausurados- Riviera y Saratoga de Castelldefels de así como el Bailén 22 de Barcelona.

El artículo -aunque con fecha de 2013- se acaba de publicar en  Antropolítica: Revista Contemporânea de Antropologia, n. 35 de la Universidade Federale FLuminense. Gracias a Nilton Santos y demás colegas que han hecho posible que este número por fin saliera a la luz

Aquesta entrada ha esta publicada en Cultures de control, Sospites de corrupció. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

2 respostes a Revalorización urbanística, prostitución callejera y corrupción administrativa. Primera aproximación etnográfica a la calle d’en Robador de Barcelona

  1. asamblearaval ha dit:

    Hola: el enlace PDF se ha caído (ayer por la noche funcionaba) ¿no lo habrás bajado? [asamblea raval]

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s