“El recuerdo de un futuro posible para las ciudades europeas”

Un  responsable de PROCIVESA me dijo “Si no haguéssim intervingut ara estaríem com a les faveles de brasil, amb els militars a la porta, potser no estaríem tant, tant, però…és que era, tu no passaves de la rambla ni que et matessin”

La cosa bàsicament, és la que els repeteixo (repetia) als alumnes del ISPC: la policia i la violència no poden ser els únics garants responsables de l’ordre a una ciutat. El Wacquant parla de l’augment de la “inseguretat social” i està clar que amb les polítiques que es porten a terme des de fa anys, hem de tenir present que s’està covant un odi que adoptarà formes molt vehements i que quan esclati, potser ja no som capaços ni de comprendre’l. La socialdemocràcia ja era una resposta a això, en el cas del reino de espanya, una mica esquelètica però ara que s’està ensorrant tot això, que nos pillen confesaos, perquè no sé si es pot albirar un futur menys violent:

A les conclusions de la meva tesis doctoral Matar “al Chino”. Entre la revolución urbanística y el asedio urbano en el Barrio del Raval de Barcelona” dic: “El intenso asedio sobre las poblaciones trabajadoras -y cada día más empobrecidas- contra sus maneras de (sobre)vivir, derrumbando sus casas, destruyendo su calles, expulsándolas o encarcelándolas, solo puede augurar una sociedad más violenta y enconada […]  En este sentido, durante el desarrollo de esta tesis se ha podido dar pruebas del menosprecio -podríamos decir- institucional sobre la población de la calle d’en Robador. Se puede comprender que la forma de actuar sobre los “barrios desfavorecidos” parte, en gran medida, de un absoluta incomprensión y falta de respeto hacía el lugar y hacia las personas afectadas. Estas, en su mayoría dolorosas macro intervenciones urbanísticas, se deben entender en medio de una madeja de ignorancias, incomprensiones, odio y al mismo tiempo, producción, de una especie de diferencia insalvable entre unos “nuevos vecinos” y los otros.”

i això següent ho explico abans, al marc teòric:

“En este sentido, Fernanda Sánchez y Nilton Santos nos explicarán, como si se tratara del recuerdo de un futuro posible para las ciudades europeas, que la segregación y la desigualdad comportan violencias. En sus estudios sobre la ciudad de Río de Janeiro, destacan los antropólogos un patrón urbanístico fuertemente marcado por lo que Tissot y Popupeau llaman una “espacialización de los problemas sociales” (2005)⁠ Como consecuencia de ello, “quarteirões inteiros da cidade desaparecerão, obedecendo ao projeto de renovação da área central; milhares de pessoas perderão, além da moradia, seu lugar de trabalho” (Sánchez & Santos, 2006, p. 3)⁠. Hecho este que se va a erigir como una de las explicaciones más pertinentes para dar cuenta de la expansión de la violencia, tanto objetiva como subjetiva en la ciudad. En este sentido y ya en referencia a las ciudades europeas, se relegará a estos expulsados a desesperadas formas de protesta, “en estas circunstancias” -añadirá Swyngedouw- “la violencia […] puede parecer la única vía eficaz para comunicar la voz de los desposeídos y marginados políticamente. Las respuestas de las élites suelen ser una combinación de la lucha contra la violencia, la indiferencia política y la indignación verbal” (Swyngedouw, Moulaert, & Rodríguez, 2003, p. 23 citado por Sánchez & Santos)⁠.”

Renda-Familiar-Barris-BCN

Aquesta entrada ha esta publicada en Economia, Espectacularització, Historiografia, Política. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s