Elegía de les fogueres de Sant Joan al barri del Pedró

Foguera de Sant Joan a Barcelona, 1923

Foguera de Sant Joan a Barcelona, 1923

“Hace algunos años, cuando el tráfico todavía permitía que lso ciudadanos crearan zonas de convivencia callejera, cuando la ciudad aún tenía islas de reencuentro popular, los gitanos de la calle de la Cera, los de mejor aspecto convencional de toda la geografía urbana de Barcelona, protagonizaban unas extraordinarias noches de San Juan.

Todo empezaba por las detonaciones de los cohetes, los volcanes de colores, las ruedas y las tracas. Después, la chiquillería gitana amontonaba viejas maderas en el cruce de la calle de la Cera con la calle Botella. Aquélla era la hoguera gitana. Unos metros más allá, en la plaza del Pedró, la chiquillería paya amontonaba también su madera vieja para su hoguera blanca. Y en torno a esta hoguera blanca brotaba una alegría contenida, silenciosa, basada en la iluminación de los ojos y el calor frío de las llamas y el relente. Esta alegría blanca no tenía nada que ver con la que brotaba en torno a la hoguera gitana, necesariamente más pequeña, por la estrechez del ámbito. En la puerta del bar Moderno, los gitanos utilizaban arcanos, deslucidos taburetes de madera como timbales llenos de resonancia. Formaban un gran corro en torno a la imaginaria peana donde crecía la hoguera. Del corro salía la muchachita en trance o el adolescente moreno. Los dedos se convertían en crepitaciones más fuertes que las de las hoguera, y los pies, las cadera, todo el cuerpo suelto protagonizaban el misterio de la identificación con el fuego. Todos aquellos seres se convertían en interpretes de una extraordinaria escenificación llena de talento, sabiduría vital, de energía. Y, entre ellos, alguna echadora de cartas o experta en buenaventura hubiera podido descubrir a alguno delos acompañantes futuros del Peret, quién sabe si al mismo Peret, que, tras su nacimiento en Mataró, fue a vivir entre el núcleo de gitanos catalanes de la calle de la Cera”

Manolo Vázquez Montalbán

Aquesta entrada ha esta publicada en Historiografia, Literatura. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s